Blogia
Reflexiones de un Humanista

Mitología

Mito de la Creación Iraní

Siento mi larga ausencia por estos lares, durante estos días no esperéis encontrar demasiados artículos puesto que estoy en la recta final del curso y no tengo demasiado tiempo, ya os hartaréis de leer en verano :P

Hoy os traigo el mito de la creación de Irán. Antes de que se adoptara el Islam, en Iran se practicaba el Zoroastrismo, y esta es la historia de la creación del mundo según el Zoroastrismo:

Al principio de todas las cosas estaba Ormazd, el Señor Sabio, la eterna y omnisciente fuente de todo lo que es bueno. Y también estaba Ahriman, la fuente de todo sufrimiento, pecado y/o muerte. Ormazd, en su omnisciencia, conocía la existencia de Ahriman, pero Ahriman era ignorante. Ormazd comenzó su trabajo de creción enviando luz al vasto abismo del cosmos que lo separaba de Ahriman, el cual se asustó tanto que le declaró la guerra a la primera creación de Ormazd. Ormazd intentó dialogar con Ahriman y le dijo que si dejaba en paz su creación todo estaría bien, que no había necesidad de lucha. Ahriman pensó que Ormazd negociaba por flaqueza, así que decidió continuar con su guerra, sin embargo, Ormazd pronunció un verso sagrado del cual una sola palabra bastó para que Ahriman cayera en el infierno, donde permanecería tres mil años.

En ese tiempo, Ormazd continuó la larga labor de su creación. En primer lugar creó a los Amesha Spentas (Auxiliares Sagrados) que son las personificaciones de los valores del bien. Entre ellos se encuentran Vohu Mana (Buen Pensamiento), Asha (Verdad), Sraosha (Obediencia), Armaiti (Devoción), y los gemelos Haurvetat (Integridad) y Ameritat (Inmortalidad).

Después, Ormazd creó a los Yazatas (Ángeles) que le sirven fielmente y defienden todo lo que es bueno. Están dispuestos a ayudar a los humanos a defenderse de los demonios malignos que creó Ahriman tras salir de su cautiverio.

Ormazd es un espíritu sin cuerpo, pero tiene un aspecto masculino y otro femenino. Cuando crea el cuerpo físico es el Padre, cuando crea el cuerpo espiritual, es Madre. Ormazd creó al primer hombre, llamado Gayomart y a su buey. Gayomart brillaba como el sol y el buey como la luna. Cuando Gayomart y su buey tuvieron 30 años, Ahriman fue liberado del infierno y creó a los demonios. La demonia Johi se compremetió a causar el sufrimiento y la muerte de Gayomart. Ella representa la maldad femenina y de ella deriva la prostitución, la vanidad, el chismorreo, la crítica y otras formas de vileza que se atribuyen a las mujeres. Las mujeres pueden ser moralmente mejores que los hombres, pues tanto como los hombres vienen de Ormazd, es Johi las que les inculca los malos valores.

Johi consiguió que enfermara el buey de Gayomart y luego fue a por él. Como Gayomart no sentía deseo sexual por Johi, ella se enfadó e hizo que el buey enfermara de muerte. A pesar de que Gayomart dio a su buey marihuana, finalmente murió.

Gayomart también cayó enfermo y acabó muriendo. Cuando esto ocurrió, su brillante cuerpo se decompuso acumulando oro y plata en la tierra. De su esperma surgió una planta con un vástago masculino y otro femenino que se convirtió en un gran árbol cuyos frutos fueron las diez ramas de la Humanidad. El árbol se separó y la parte masculina se convirtió en un hombre llamado Mashya y en una mujer, su esposa Mashyane.

Ormazd los amaba y les proporcionaba todo lo que necesitaban sin que realizaran esfuerzo o trabajo alguno. Les habló de Gayomart, su padre y eso hizo que ellos adoraran a Ormazd. Ahriman odiaba a estos dos humanos y empezó a corromperles. El primer pecado fue una mentira: les contó que había sido él quien les había creado y no Ormazd. Ormazd encolerizó y les dijo a Mashya y a Mashyane que a partir de ese momento tendrían que trabajar para vivir, y que debería darle tributo y rechazar a Ahriman si querían vivir. Ahriman y Johi estaban dispuestos a acabar con los humanos, así que durante 50 años les retiraron el apetito sexual. Cuando por fin pudieron tener hijos, los demonios se los comieron. Mashya y Mashyane murieron pero Ormazd había guardado un poco de la dulzura de los hijos de estos antes de ser comidos, y de esa dulzura surgió la Humanidad.

Ormazd ama la raa humana y quiere su supervivencia. Necesita de su ayuda para destruir a Ahriman, y ellos también necesitan al Señor Sabio para no ser destruidos. Pero el triunfo del bien es inevitable.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La Creación Nórdica del Mundo

Presento esta nueva sección de mi blog con mucha emoción. La mitología es algo que me encanta, es la poesía inconsciente inherente a la sociedad humana a través de los siglos. Generalmente las mitologías mas conocidas son la Grecorromana y la Egipcia (y no tanto), si aún caso la nórdica. Desde este blog quiero dar a conocer la belleza de tantas otras mitologías desconocidas que son tan admirables como las ya nombradas, deseo recorrer los mitos desde Noruega hasta la mismísima Polinesia. Espero que os guste.

El Mito Nórdico de la Creación:

En el principio no existía cielo ni tierra, sólo una inmensa profundidad sin fondo envuelta en niebla -llamada Ginugagap. Mas en el centro de toda esta vastedad, existía una fuente llamada Mimir del que emanaban doce ríos formando lo que parecía los radios de una rueda. Estos ríos se iban congelando a medida que se alejaban de Mimir. Al sur de la niebla existía una región de luz de la que un día surgió una brisa caliente que empezó a fundir el hielo de los ríos. El contacto entre el aire templado y frío creó nubes, las cuales se congelaron y formaron a un gigante de hielo y escarcha llamado Ymir y a su vaca de nombre Audhumbla, de cuya leche se alimentaba Ymir. Mientras más fundido estaba el hielo, más sal había, la cual era lamida por Audhumbla para alimentarse. Estas lamidas fueron desenterrando del hielo a un hombre enterrado en el hielo. El primer día se descubrió su cabello, al segundo se pudo observar la cabeza y los hombros y en el tercero se desenterró por completo un hombre con facciones delicadas y poderosas. Él fue Buri, con una inteligencia superior a la de Ymir, convirtiéndose en dueño de lo poco que le rodeaba, es decir en el primer dios. De Buri apareció su hijo Bor. A su vez, se formó otro gigante de seis cabezas llamado Thrudgelmir, de quien surgió Bergelmir que emparejó con Ymir. De esta unión nacieron los malignos gigantes de hielo.

Buri y su hijo Bor comenzaron una lucha tremenda contra estos gigantes, una lucha que parecía no tener fin, pero en los albores de la desesperanza surgió la llama de una nueva alianza. Bor y la giganta Bestla -hija de Bothorn y descendiente de Ymir- tuvieron tres hijos que combinaban el poder de ambos combatientes: Odín, Vili y Ve. Estos tres dioses se alieron a su progenitor y al progenitor de éste en la lucha contra los gigantes. Odín cambió uno de sus ojos por beber de Mimir, la fuente primordial, y así obtener la eterna sabiduría. Gracias a esto, Ymir fue vencido y su sangre ahogó a todos sus aliados, salvo a Bergelmir y una nueva esposa que huyeron.

Odín, Vili y Ve se hicieron con el gobierno de Ginugagap y tumbaron el cadáver de Ymir sobre el abismo, comenzando a crear un mundo habitable con sus restos mortales. Con su piel construyeron Midgard (Tierra Media), con sus huesos se formaron las montañas, de su vello surgió la vegetación, de sus dientes los acantilados, su sangre y sudor sirvió para el mar. A muchísima distancia de ellos, Bergelmir y su esposa crearon Jotun, la casa de los Gigantes, y engendraron una nueva raza de gigantes opositores. Odín separó las tinieblas de la luz creando la noche y el día. Formó Asgard, tierra de los dioses. El universo está sostenido por un fresno llamado Yggdrasil una de cuyas raices toca Asgard y otra Midgard, así como el inframundo cuya vigilancia corresponde a la diosa Hel (después de todo aquello surgieron muchos dioses). En Yggdrasil hay muchos más lugares como Elflheim que es la casa de los Elfos. Todo el universo es simétrico y perfecto gracias a cuatro enanos llamados Nordri, Sudri, Austri y Westri que lo hacen simétrico en sus cuatro puntos cardinales. Se dice que tras aquello, una parte de Ymir quedó viva y a veces se sacude, moviendo así Yggdrasil y creando terremotos.

La creación del hombre y la mujer fue llevada a cabo por Odín. De un olmo sacó a la mujer y de un fresno al hombre. Ask y Embla fueron los primeros hombre y mujer. Vili les dio la razón y el movimiento y Ve les dio el habla. A partir de ahí surgió la humanidad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres